Qué es la osteopatía

“Osteopath” proviene de: Osteo = tejido, Path = camino, sendero.

El camino de los tejidos, su nombre sintetiza el propio fin de la osteopatía, una especialidad de terapia manual que trata de forma global el equilibrio entre los diferentes tejidos y sistemas.

Valora y trata los desajustes de nuestro cuerpo producidos en cualquier tejido: músculos, huesos, nervios, ligamentos, vísceras, teniendo en cuenta la totalidad de la persona y promoviendo cambios a todos niveles; mejora la movilidad en la estructura bloqueada, el riego sanguíneo, oxigenación de los tejidos, la emisión de estímulos nerviosos, etc.

La vida esta llena de “impactos” que afectan a este equilibrio cuerpo–mente–espíritu y derivan en lesiones o enfermedad de toda índole. El osteópata trata a la persona ayudándole a mejorar su salud promoviendo la reacción de mecanismos de autocuración innatos en cada ser vivo.

¿Cómo trata un osteópata?

El examen inicial

La recogida de información relevante del paciente y la exploración física minuciosa para llegar al diagnóstico osteopático y establecer un plan de tratamiento. Posiblemente su osteopatía pueda pedirle alguna prueba complementaria (Resonancia, Rx, ecografía, analítica, aporte las últimas que tenga realizadas).

El tratamiento

Gracias a un profundo conocimiento de la anatomía, biomecánica, fisiología y las relaciones entre todos los sistemas, las manos del osteópata, educadas y entrenadas para percibir la salud, pueden ayudar al paciente mediate seguras y sutiles manipulaciones, a restablecer su equilibrio y permitir que la salud se exprese en toda su potencia.

  1. Mejorando la inervación: sistema nervioso autónomo y periférico, simpático.
  2. Mejorando la circulación sanguínea y linfática: transporte de fluidos.
  3. Mejorando las relaciones mecánicas entre las diferentes estructuras y tejidos: vertebral – nervioso, ligamentoso, muscular.

¿Qué puede tratar y para que está indicada la Osteopatía?

El principal beneficio del tratamiento osteopático radica en la mejora de la capacidad de autocuración del paciente gracias a los estímulos ofrecidos con las diferentes técnicas y manipulaciones englobadas en los diferentes modelos de cuidado osteopático y el trabajo integrativo/multidisciplinar si precisa para atajar todos los aspectos del problema.

Postural – Biomecánico

El modelo postural – biomecánico consideran nuestro cuerpo como una integración de componentes somáticos relacionados como un mecanismo para la postura y el equilibrio. Dentro de esta estructura, los desequilibrios o el estrés afectan a la función dinámica, aumentan el gasto energético, pueden alterar el sentido propio de la posición relativa y el movimiento de las partes de nuestro cuerpo, pueden también cambiar la estructura de articulaciones, impedir un buen funcionamiento neurovascular y alterar el metabolismo. A partir de técnicas osteopáticas manipulativas, con este modelo restauramos la postura y el equilibrio con un uso eficiente de los componentes músculo-esqueléticos.

  • Problemas del aparato locomotor/músculo-esquelético derivados de la postura y actividad diaria como dolor de espalda (lumbalgias, cervicalgias…), contracturas y sobrecargas musculares, tendinitis, fascitis.
  • Problemas derivados de la manipulacion buco-dental, problemas de ATM, Bruxismo.
  • Traumatismos como latigazos cervicales, coxalgias, etc.

Neurológico – Autonómico

El modelo neurológico – auton´moico considera la influencia de la facilitación espinal, la función propioceptiva, el sistema nervioso autónomo y la actividad de los nociceptores (fibras del dolor) en la función de toda la red inmune neuroendocrina. Mediante técnicas de manipulación osteopática para reducir tensiones y estrés mecánico, equilibramos la información neuronal y reducimos o eliminamos la conducción nociceptiva.

Disfunciones de origen neurológico central (Migrañas, déficit de atención, autismo, problemas de visión, sordera ) o en relación con la afectación de un segmento medular en las areas que inerva (problemas pulmonares, arritmias cardiacas, riñón, colon irritable, estreñimiento, cólico.
Afectaciones funcionales de estructuras del craneo y la cara:

  • Art. temporo mandibular (ATM), trigeminalgias, mal oclusión, bruxismo.
  • Deformidad craneal funcional del bebé: plagiocefalia, (forceps, ventosas).
  • Otros problemas relacionados: sinusitis, otitis o bronquitis de repetición.
  • Afectaciones neurológicas: irritabilidad del bebé, migrañas, problemas de visión, problemas de deglución, cólicos del lactante, intolerancias alimentarias.

Respiratorio – Circulatorio

El modelo respiratorio – circulatorio trata de mantener el entorno extracelular e intracelular a través del aporte de oxígeno y nutrientes, eliminando los productos de desecho celular. El estrés en tejidos o bien otros factores que interfieren en el flujo o circulación en los fluidos corporales, pueden afectar directamente a la salud de los tejidos. La osteopatía aplica enfoques terapéuticos que incluyen técnicas osteopáticas manipulativas que permiten solucionar las disfunciones de la mecánica respiratoria, la circulación y el flujo de los fluidos corporales.

Trata los problemas congestivos respiratorios y cardio-circulatorios:

  • Asma
  • Bronquitis
  • HTA
  • Hemorroides
  • Varices

Metabólico – Bioenergético (Hormonal)

El modelo metabólico – bioenergético se refiere al equilibrio que trata de mantener el cuerpo entre producción – distribución – gasto energético. Si el cuerpo se encuentra equilibrado es capaz de hacer frente a distintos factores de estrés: inmunológicos, nutricionales, psicológicos, … Cuando es necesario, aplicamos enfoques terapéuticos y técnicas de manipulación osteopática destinadas a regular la producción, distribución y el gasto energético.

  • Hipo/Hipertiroidismo
  • Diabetes
  • Menopausia
  • Enfermedades autoinmunes Lupus
  • Artritis
  • Psoriasis
  • Intolerancias alimentarias

Bio-psicosocial

Este modelo se ocupa de las diversas reacciones y del estrés psicológico que puede afectar a la salud y el bienestar. Ya sea factores ambientales, socioeconómicos, culturales, psicológicos o fisiológicos, que pueden influenciar directamente en la patología.

  • Problemas somáticos
  • Estrés
  • Fatiga
  • Fibromialgia
  • Insomnio

Dentro de estos modelos podrían quedar comprendidas multitud de problemas de salud aunque muchas patologías son a menudo mezcla de afectaciones en 2 o más modelos.
Se pueden enumerar diferentes lesiones de origen deportivo, el parto, el embarazo,

  • Embarazo y postparto: lumbalgias, control evolutivo del embarazo, vaginismo, congestión pelvica, episiotomias, cicatrices.
  • Trastornos ginecológicos: incontinencia, prolapso de vísceras, problemas menstruales, infecciones urinarias, relaciones sexuales dolorosas (dispareusia).
  • Otros Transtornos pediátricos: irritabilidad del bebé, migrañas, problemas de visión, problemas de deglución, cólicos del lactante, intolerancias alimentarias, problemas escolares, otitis, bronquitis, disfunciones neurológicas, problemas de ortodoncia, retraso desarrollo motor y cognitivo, TDAH.

¿Qué puede tratar y para que está indicada la Osteopatía?

No hay edad para la osteopatía, cualquier trastorno puede ser valorado y tratado desde la edad más temprana hasta la más anciana…
Si bien es cierto que los pequeños son los que mejor reaccionan a los tratamientos ya que su salud no se ha visto afectada por “el paso del tiempo” en la mayoría de ellos.
Si has tenido una caída, no se cura el resfriado/gripe, si algún problema se presenta frecuentemente, problemas digestivos frecuentes, si has desarrollado un problema autoinmune, si tienes problemas de sueño, de alimentación, de progresión escolar… visita a tu osteópata para que te ayude y te oriente.

La frecuencia de la visita Osteopática depende del problema pero es posible que te cite para un par de visitas iniciales en un periodo de un mes y posteriormente conforme se va resolviendo el problema se espacien las visitas.