Ortodoncias y ortopedias. Visión osteopática

LA GLOBALIDAD DE LA OSTEOPATIA 

Hay que entender el cuerpo humano, la estructura que incluye huesos, articulaciones, tendones, ligamentos, vísceras, órganos, músculos, como una unidad, como una construcción arquitectónica. Hay una relación íntima, todo un entramado de fascias, ligamentos y músculos que se van uniendo entre sí y relacionan todas las partes del cuerpo, desde los pies hasta el cuero cabelludo.

Desequilibrios pélvicos, pierna larga o pierna corta,…, todo esto puede crear ciertas tensiones en otras partes del cuerpo que irán instaurando bloqueos en diferentes lugares de la columna, porque los dos extremos del cuerpo (pies y ojos) siempre mantienen la horizontal, (la vista siempre es horizontal y los pies siempre tocan el suelo) el resto se adapta para mantener esta horizontalidad.

ETAPAS PSICOMOTORAS

El bebé tiene que pasar todas sus etapas de desarrollo psicomotor hasta conseguir la marcha correcta. No hay que interferir, sólo observar y espera a que el bebé esté preparado para cada fase, cada bebé tiene su propio esquema.

1ª etapa fetal. Después del nacimiento aún no esta preparado para estirar las piernas ni la espalda.

2ª etapa. Se da la vuelta, se pone boca abajo y se crea la curva cervical

3ª etapa. Rastreo, empieza a trabajar en diagonal. Curva lumbar.

4ª etapa. Gateo, piernas debajo de la pelvis y movimiento en diagonal con disociación de cinturas escapular y pélvica.

5ª etapa. Marcha. Ya tiene fuerza en las piernas, ya se mantiene de pie y se estira totalmente, tiene gran curiosidad por lo de “aquí arriba”.

POSTURA DEL NIÑO

PEDI2En la infancia no existe una postura muy definida, los niños son muy laxos, las articulaciones son muy flexibles y los músculos no están del todo desarrollados, los tendones y ligamentos también son muy elásticos.

La postura no es firme hasta los 8-10 años.

Normalmente en la infancia todo se equilibra bien, pero es interesante observar los niños porque puede haber pequeños bloqueos que en esta edad se arreglan fácilmente y hay que evitar que cualquier desequilibrio influencie al crecimiento.

EL CRECIMIENTO

El crecimiento del niño no es simétrico ni constante. Hay una parte muy importante del crecimiento que viene dado por la información genética de cada niño, pero hay otro punto importante que estimula el crecimiento y son las informaciones de la presión que recibe un hueso. El hueso que recibe más presiones está más estimulado y crece más, también en un mismo hueso puede haber  zonas mas estimuladas que otras, por ejemplo si la parte externa de las rodillas tiene mas presión que la parte interna la rodilla crecerá hacia fuera, “geno-varo” y al revés, “geno-valgo”.

Todo esto sólo requiere cierta observación y revisiones periódicas a un osteópata u otro profesional para equilibrar el crecimiento antes de que sea demasiado tarde, en una fase inicial se puede devolver el equilibrio con ejercicios, trabajando con la fuerza muscular, los ligamentos y tendones para alienar la articulación. Esto es lo ideal.

ORTOPEDIAS Y ORTODONCIAS

 Con todo lo que he explicado anteriormente se puede entender las ventajas y desventajas de poner ayudas externas y fijaciones fuertes en los niños.

Los niños se van adaptando constantemente y con la fuerza del crecimiento puede haber cambios importantes.


Muchos niños tienen los pies planos, con el crecimiento los huesos van formando el arco y los tendones y los ligamentos lo mantienen. Los niños pequeños aún no tienen los tendones y ligamentos fuertes para mantener el arco cuando esta de pie pues la gravedad es más fuerte, después con el tiempo y con la misma fuerza necesaria para andar van adquiriendo la fuerza necesaria y también los músculos se hacen más fuertes.

* Es importante que los niños anden descalzos.

Cuando se aprecia cierta tendencia a los pies planos es mejor hacer ejercicios sencillos y métodos que ayuden a reforzar los tendones y los músculos antes de poner ortopedias.

Si hay deformidades o patologías genéticas o ha pasado el tiempo y ya no se puede recuperar sólo con ejercicios hay que poner ortopedias, porque una plantilla bien diseñada más la fuerza del crecimiento puede hacer milagros.

Pero hay que entender lo que pasa, la plantilla hay que examinarla constantemente porque el pie de un niño puede cambiar de un mes a otro y hay que cambiar de plantillas e irlas adaptando a la nueva situación, para que no se crean otras patologías peores en la espalda, por ejemplo escoliosis. Por esta razón, la importancia de encontrar un buen profesional que valore la globalidad del niño y no sólo los pies.

Lo mismo pasa en la parte superior a nivel de los dientes y del a ATM que es la articulación de la mandíbula.

Primero y progresivamente salen los dientes de leche entre los 6 meses y los 2-3 años, después se van cayendo a medida que los dientes definitivos van empujando y presionando, eso provoca todo un movimiento de las mandíbulas y las encías y a veces hay dientes que se mueven pero aun no están preparados para caer (evitar que el niño juegue con el diente y se lo arranque para no tener espacios vacíos demasiado tiempo).

Cuando un diente cae y el otro no sale hay un espacio vacío y el cuerpo no permite que haya espacios vacíos, entonces los dientes de al lado intentar ocupar este espacio y dejando al diente nuevo un espacio más reducido.

Si hay que poner alguna ortodoncia, acudir a más de un odontólogo especialista para tener al menos dos opiniones y tener cuidado si hay que poner fijaciones más fuertes o aparatos que no dejan hablar bien o que no permiten un buen movimiento de la lengua ya que toda esta zona esta relacionada con las cervicales y con toda la columna y también con el cráneo y el sistema nervioso, las tensiones en esta zona pueden crear bloqueos importantes.