Dolor de espalda

Esther2“¡Uy, uy, uy!” El dolor de espalda: ¿dorsales, lumbares, cervicales?

“Me he levantado de la cama con dolor de espalda”

“Este gesto me ha dejado clavado”

“Llevo meses con esta dichosa molestia y no hay manera”

Podemos describir diferentes entidades que provocan el dolor de espalda, la mayoría con una sintomatología muy parecida, lo que le hace más complejo el diagnóstico correcto y el tratamiento adecuado.

Hemos oído hablar de hernia discal, protusión discal, pinzamientos, contracturas, esguinces, síndrome facetario, …

En la mayoría de las ocasiones se trata de “la queja” de nuestro organismo a traumas repetitivos que comporta estrés al músculo, ligamento o articulación. Junto al dolor de espalda podemos encontrar cerrando la clínica molestias irradiadas hacia la ingle, cadera o muslo o la parte posterior de la pierna (dependerá del nivel vertebral lesionado).

El dolor que empeora con los movimientos de la columna en flexión-extensión pueden tener varios orígenes (discal, facetario, óseo o incluso medular). Es especialmente importante realizar una buena exploración y una buena historia clínica del dolor para conseguir un abordaje preciso.

Dolor de espalda osteopatía integrativa

Los cambios que puedan darse en las curvas fisiológicas (lordosis cervical, cifosis dorsal y lordosis lumbar), implican que estructuras vertebrales han de asumir fuerzas no habituales y deben adaptarse a estas. Mientras el proceso de adaptación es adecuado no suelen haber problemas, pero aparecen cuando este se ve superado.

Hay puntos conflictivos en nuestra espalda, nuestra estructura está diseñada para soportar cargas de una forma determinada, y hay algunas vértebras que cumplen funciones específicas (zonas de movimiento, zonas de mayor carga, equilibrio de presiones de las cavidades abdominal y torácica, …), las posturas mantenidas, los esfuerzos bruscos, la falta de elasticidad en los tejidos, el exceso de peso y un largo etcétera de factores descompensan este equilibrio y acaban produciendo dolor de espalda.

Reajustar todo este equilibrio y devolver la capacidad compensatoria a tu estructura es trabajo de tu osteópata, que será capaz de hallar el problema desencadenante y tratarlo junto al resto de la clínica que le acompaña.

Puedes leer nuestro artículo “El dolor de espalda y qué hace la osteopatía integrativa para solucionarlo” para conocer mejor el trabajo de la osteopatía en el dolor de espalda.